Child' Space, reconectá con los movimientos que hacías de bebé

Child’ Space, reconectá con los movimientos que hacías de bebé

Un método donde vas a recrear los movimientos que hiciste cuando eras bebé, de la mano de las Clases de Exploración del Movimiento del Desarrollo (DME).

Child’ Space tiene sus bases en el método Feldenkrais, cuya propuesta es moverse con el mínimo esfuerzo, observando las relaciones que se establecen entre las distintas partes del cuerpo, y las sensaciones asociadas a estos movimientos.

Moverse con el mínimo esfuerzo, más la observación consciente, facilita un diálogo entre vos y tu cuerpo, a través del cual podrás sentirte a ti mismo y reconocer patrones de tensión, restricciones o bloqueos en el movimiento.

A través de la escucha consciente, aumentarás tu autoconciencia, desarrollando la sensibilidad para observar cómo se relaciona cada parte de tu cuerpo entre sí, y así vas a descubrir que tu cuerpo tiene una programación innata para moverse orgánicamente. 

Espontáneamente  te vas a encontrar moviéndote sin esfuerzo, con facilidad y soltura en acciones tan comunes de tu vida cotidiana, como caminar, levantarte de la cama, manejar, andar en bici, estar en la compu, ponerte los zapatos, lavar los platos, jugar con tus hijos, nietos ¡y mucho más!

La importancia del primer año de vida postnatal

En nuestro primer año de vida el sistema motor, sensorial, emocional y cognitivo se desarrollaron juntos. Estos sistemas fueron el punto de apoyo para sentirnos a nosotros mismos, sentir la conexión física y emocional con el entorno y para desarrollar habilidades cognitivas, como la atención, la memoria, la concentración y el lenguaje.

A través de movimientos de flexión y extensión, balanceos, rotaciones y giros, aprendimos a relacionarnos con la fuerza de la gravedad, y fue el inicio de los primeros movimientos que estimularon nuestro sistema vestibular, el encargado de darnos el sentido de movimiento, orientación y equilibrio en el espacio

Así fue como aprendimos a levantar la cabeza, rodar, reptar, gatear, sentarnos y finalmente caminar.

Volver a recorrer y explorar estas etapas del desarrollo motor, te permite ampliar tu autoconciencia y fortalecer las conexiones neuronales que se establecen entre el cerebro y el cuerpo para su óptimo funcionamiento en todos los niveles.

Beneficios de las clases de Child’ Space 

  • Equilibra y mejora el tono muscular.
  • Alivia dolores y contracturas notablemente.
  • Mejora la circulación de todos los líquidos del cuerpo
  • Mejora y fortalece las articulaciones.
  • Equilibra la postura.
  • Mejora la respiración. 
  • Equilibra los hemisferios cerebrales
  • Fortalece la coordinación del movimiento.
  • Te llena de vitalidad y alegría.
  • Silencia el parloteo de tu mente.

Estas clases son para vos sí:

  • Estás con ganas de conocerte a través del movimiento.
  • Estás dispuesta/o a transitar por momentos de incomodidad mientras tus tejidos van encontrando un nuevo equilibrio. 
  • Estás dispuesta/o a sentirte, iluminar esas zonas de tu cuerpo y de tu vida que piden tu atención amorosa. 
  • Estás dispuesta/o a ser paciente contigo y tratarte con suavidad y cariño. 

Desde mi experiencia como osteópata puedo ver que muchos patrones posturales y de movimientos disfuncionales tienen sus raíces en etapas muy tempranas de nuestras vidas, y con el tiempo se convierten en tierra fértil para el origen de síntomas variados en nuestro cuerpo. 

Por eso te comparto este método, que para mi es perfecto para que puedas encontrarte, reconectarte y volver a organizar tu esqueleto, descubriéndote como si fueras un bebé.

Las clases son online a través de Zoom y tienen una hora de duración.

Las podés tomar desde la comodidad de tu casa y no hace falta mirar la pantalla, solo tenés que escuchar mi voz.

Si sentís que esto es para vos, escribime.

Top