Sesiones de Osteopatía Fluido Energética en Buenos Aires

Osteopatía Fluido Energética

La osteopatía es un método terapéutico que nació hace 145 años en Estados Unidos de la mano del Dr. Andrew Taylor Still.

Nos dejó los siguientes principios básicos y fundamentales:

1) El cuerpo es una unidad: considera al Ser humano como una unidad única, en la que conviven en interacción permanente el cuerpo físico, la mente, las emociones y el espíritu. Y a su vez, estamos relacionados y en interacción constante con nuestro entorno; familia, trabajo, comunidad y naturaleza.

2) El cuerpo dispone de fuerzas de autorregulación y curación: Nuestro cuerpo tiene fuerzas propias de autorregulación y curación que reparan, desintoxican y equilibran sin que tengamos que intervenir conscientemente. Todas las células, tejidos y órganos trabajan en conjunto, son parte de un sistema hermoso y equilibrado.

3) La estructura y la función se influyen mutuamente: la estructura es la anatomía y la función, la fisiología. Están en relación influyéndose contantemente, también deben considerarse una unidad, a la hora de tratar y abordar un síntoma.

Con estos principios en la mente y las manos, más conocimientos de anatomía, fisiología y embriología se aborda la sesión.

El cuerpo es la farmacia de Dios. En él se encuentran todos los líquidos, los medicamentos, los aceites hidratantes, los opiáceos, los ácidos, las bases y todas la sustancias curativas que la sabiduría de Dios consideró necesarias para mantener la salud y la felicidad del hombre.

Dr. Andrew Taylor Still

La Osteopatía Fluido Energética se caracteriza por tener un contacto suave y delicado, porque de esta forma se perciben y armonizan los movimientos sutiles de los fluidos y la fuerza vital del cuerpo.

Trabaja sobre los tres pilares principales del cuerpo, el sistema craneosacro, el musculoesquelético y el visceral.

La Osteopatía Fluido Energética no realiza manipulaciones osteoarticulares ni usa fuerzas desde afuera para el tratamiento, sino que apela a fuerza de autocuración intrínseca del paciente.

Se recomienda para

  • Dolores de cabeza frecuentes, migrañas, mareos, vértigo, trastorno del sueño.
  • Problemas hormonales.
  • Trastornos de visión y oído.
  • Trastornos respiratorios frecuentes: bronquitis, asma, enfisema.
  • Dolores de las articulaciones, si hay artrosis, esguinces, contracturas, dolor de espalda, escoliosis, hernias en la vértebras, dolor en las cervicales, dolor en los hombros, lumbalgia; dolor de pierna, de pie.
  • Trastornos digestivos, molestias que aparecen durante la digestión o en la eliminación: digestiones lentas y pesadas; inflamación de la panza, del estómago, del hígado; náuseas, vómitos, acidez, reflujo, estreñimiento, colon irritable, gases.

En bebés

  • Problemas ocasionados por nacimientos o embarazos difíciles.
  • Bebés que lloran sin motivo aparente.
  • Trastornos de deglución o respiratorios.
  • Dificultad en el sueño, en la digestión.
  • Tortícolis o posturas llamativas de la cabeza o del cuerpo.

En niños

  • Enfermedades reiteradas de oído, vías respiratorias y vías urinarias.
  • Escoliosis, contracturas, dolores de cabeza.
  • Trastornos digestivos, del sueño y de concentración.

Los problemas agudos o de urgencia deberán ser tratados en primera instancia por la medicina convencional. En esos casos, la Osteopatía es un tratamiento que acompaña a los pacientes.

Top